↑ Volver a Más vale prevenir…

Tipos de lesiones deportivas

sport-injury4En función del mecanismo de lesión y del comienzo de los síntomas se pueden clasificar en agudas o por uso excesivo o crónicas.

Las lesiones agudas: ocurren repentinamente mientras se está jugando o haciendo ejercicio. Hay un hecho traumático, ya sea un objeto o el mismo cuerpo humano que hace de objeto por la velocidad que desarrolla, chocando con otro cuerpo, con el suelo o con otro objeto. Esa es la llamada lesión aguda, accidental, donde la colisión o el choque vencen la resistencia de los tejidos. A pesar de que los tejidos estén adaptados a ese esfuerzo, la lesión es mucho mayor por la velocidad desarrollada hasta el impacto. Las lesiones agudas más frecuentes incluyen esguinces de tobillo, distensiones en la espalda y fracturas en las manos.

Los síntomas de una lesión aguda incluyen:

  • Un dolor grave repentino
  • Hinchazón
  • No poder apoyarse en una pierna, rodilla, tobillo o pié
  • Un brazo, codo, muñeca, mano o dedo que está muy dolorido
  • Dificultades en el movimiento normal de una articulación
  • Extrema debilidad en una pierna o un brazo
  • Un hueso o una articulación que están visiblemente fuera de su sitio.

Las lesiones crónicas: ocurren después de practicar un deporte o hacer ejercicio por un largo tiempo. Es la que tiene lugar por la repetición de actividad deportiva que, sumada en el tiempo, va produciendo en un organismo un micro traumatismo, que llega a vencer la resistencia del tejido como si fuera el gran impacto del choque de la lesión aguda. La correcta denominación de este daño es “lesión por sobrecarga”, porque la carga de trabajo fue superior a la que es capaz de soportar un tejido determinado, llámese tendón, ligamento o músculo, componentes todos ellos del aparato locomotor. Los síntomas de una lesión crónica incluyen:

  • Dolor mientras se está jugando
  • Dolor mientras se está haciendo ejercicio
  • Dolor leve incluso en reposo
  • Hinchazón.

Las diferencias entre estas dos categorías de lesiones deportivas son importantes. En la lesión deportiva aguda, se produce una lesión instantánea porque la fuerza es grande. En cambio, en la lesión crónica el dolor aparece de repente y sin haber hecho aparentemente nada fuera de lugar. Siempre es el exceso de fuerza sobre el tejido lo que produce la lesión. Cualquier tipo de lesión para el deportista es importante, porque no le permite desarrollar su rendimiento máximo, para lo cual trabajó un determinado tiempo.

En otra clasificación, según la estructura afectada, se dividen en ocho subcategorías:

  1. Viscerales. Lesiones en que se afectan vísceras torácicas, abdominales o asocian lesión intracraneal.
  2. Fracturas. Lesiones abiertas o cerradas que suponen la rotura parcial o completa del hueso.
  3. Luxaciones. Son consideradas como la pérdida de la estructura anatómica de una articulación.
  4. Ligamentosas o articulares. Los ligamentos son los tejidos conectivos fibrosos, algo elásticos, que unen un hueso con otro en el cuerpo. Su función consiste en estabilizar la articulación. El dolor, la rigidez, la debilidad, la inestabilidad, la hinchazón y la inmovilidad pueden ser síntomas de lesiones articulares.
  5. Tendinopatías. Bien sea por inflamación aguda o crónica del tendón o por la rotura parcial o completa del mismo.
  6. Musculares. Engloban tanto las roturas musculares como las contracturas y los dolores musculares de aparición tardía.
  7. Contusiones. Golpes sin repercusión osteomuscular evidente.
  8. Heridas. Soluciones de continuidad dérmica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.