↑ Volver a Más vale prevenir…

Causas y prevención de las lesiones deportivas.

 


Getting FitCausas comunes

Las lesiones deportivas son consecuencia no sólo de accidentes durante la práctica deportiva, con mayor frecuencia se deben a una deficiente preparación y/o mala práctica del ejercicio.

Otra de las razones frecuentes por la que puede darse una lesión deportiva es porque la persona no usa el equipo deportivo adecuado.

Esquematizando, podemos citar como posibles causas de una lesión deportiva:

  • Sobreentrenamiento.
  • Falta de calentamiento o calentamiento inadecuado.
  • Mal estiramiento o estiramiento nulo.
  • Plan de ejercicios inadecuado.
  • Poco reposo.
  • Una lesión previa incompleta o deficientemente rehabilitada.
  • Equipo inadecuado.
  • Accidentes (caídas, golpes, etc).

Prevención

A pesar de que muchas de las lesiones deportivas ocurren a causa de sucesos inevitables como es el caso de los accidentes en el deporte, existen medidas que te ayudarán a evitar lesionarte mientras haces ejercicio, entre ellas:

  • Calienta siempre antes de empezar un ejercicio. Al menos por 5 minutos. Un buen calentamiento es esencial para conseguir prepara el cuerpo para cualquier actividad. Prepara el corazón, pulmones, músculos, articulaciones y la mente para una actividad intensa.
  • Recuerda estirar correctamente antes y después del ejercicio.
  • No te esfuerces más allá de tus límites durante la actividad física que estés realizando. Lleva tu propio ritmo.
  • Evita las actividades que causan dolor. De lógica aplastante, trata de ser consciente de las actividades que causan dolor o malestar y evítalas o modifícalas.
  • Se progresivo en cuanto a tiempos, pesos o distancias.
  • Mantén buena higiene postural en todo momento.
  • Utiliza calzado adecuado.
  • No trates de hacer en un solo día lo que se hace en una semana.
  • Incluye en tu rutina ejercicios cardiovasculares, de fortalecimiento y de flexibilidad.
  • Dale importancia a lo que se ha denominado entrenamiento invisible: alimentación, hidratación, descanso y equipación adecuados. El descanso es muy importante para ayudar a los tejidos blandos del cuerpo a recuperarse de una actividad intensa. Asegúrate de dejar suficiente tiempo de recuperación entre los entrenamientos.
  • Hazte un chequeo médico antes de empezar a entrenar por primera vez y no dejes de visitar al doctor ante cualquier molestia o síntoma persistente. Toda persona que desee iniciar una actividad física en forma regular, debería realizar una consulta médica previa al inicio de la misma, con la intención de detectar posibles causas cardiovasculares que atenten contra el normal desarrollo de la misma.
  • Procura que sea una persona capacitada la que controle tu plan de ejercicio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.