«

»

Oct 20

El San Roque femenino se queda a las puertas del bonus en su inicio liguero

Muy buenas sensaciones y algunos nervios en el arranque liguero de nuestro equipo femenino en su desplazamiento a Alicante para jugar contra la Universidad de Alicante. Un viaje que podría parecer que llegaba pronto para un equipo en construcción pero que logramos solucionar con una convocatoria de 18 jugadoras, todo un éxito para las cachorras.

Así, en el campus de Sant Vicent del Raspeig, debutábamos en competición liguera con 1-Ana González, 2-Estefanía Andújar (c), 3-Franchesca Benlolo, 4-Leo Coronado, 5-Marta López, 8-Maica Martí, 9-María Bodí,, 10-Ali Muñoz, 11-Olivia Gray, 12-Silvia Pérez, 13-Cris “la Prima” Hernández, 14-Luli Pérez y 15-Gloria Prieto. Esperaban su turno en el banquillo Miriam Jiménez, Mari Barco, Desi Pérez, Laura España y Laura Palacios. El equipo de staff contaba con Jona Gómez como entrenador, Maricruz Ballesta y Alberto Muñoz -otro gran fichaje del equipo- como delegados, echando de menos a Vicent Serrano, ausente por compromisos laborales (no a trabajar los domingos!!!). En el viaje se sumaron simpatizantes y lesionadas que no dejaron de animar en el primer partido liguero.

Comenzábamos sin entrar en el partido, concediendo un ensayo en la primera jugada sin transformar. Una advertencia de lo que podría suponer no salir a por todas. Volvíamos con la idea de trabajar nuestras consignas básicas en ataque, en un partido que por momentos se volvía cada vez más físico. Nuestra pareja de centros detenía las primeras fases ataque de las universitarias, siendo las sucesivas fases en las que con un mayor dinamismo ganaban metros y aumentaban ventaja en el marcador. Con dos ensayos adicionales, el partido parecía decantado para las locales. Sin embargo, varios golpes a favor nos ponen con una touch en 22 contraria, de la que sacaríamos provecho, pues es tras un avant en contra que la presión en la salida de melée a la mano de las locales se materializa en un robo de picaresca de María Bodí, quien sin oposición ensaya para que Maica Martí transforme (¿¡quién decía que las gordas no chutan!?).  Paradójicamente, el año pasado nuestra jugadora María Pérez tuvo una ocasión de ensayar en el mismo campo, también saliendo de un robo, idéntica jugada neutralizada en aquel entonces por las locales; era en esta ocasión su tocaya la que lograba materializar de la misma forma la oportunidad inaugurando el casillero de nuestro equipo. El juego se pausaba acusando el desgaste de las jugadoras, lamentando la expulsión temporal de Ali Muñoz. La Universidad de Alicante, sin cambios en la banda, se quedaba también con 11 jugadoras por lesión y sin bin de otra de sus jugadoras. Llegaba el medio tiempo con el marcador de 17-7 para las locales y las espadas en alto.

En la segunda mitad, salía más potente la UA, con un juego muy vertical de la línea bien contenidas en primera instancia por Ali y “la Prima”, impecables en defensa. No obstante, la poca agresividad mostrada de nuevo en sucesivas fases les daba tiempo para atacar y colocar de nuevo dos ensayos sin transformar para aumentar la ventaja en el marcador de las universitarias. Fue entonces cuando una nueva expulsión de las locales por un placaje retardado daba alas a las cachorras, que se creyeron que podrían gustarse y con muy buenas transiciones en la línea, hacían llegar balones a nuestras jugadoras más rápidas, para desplegar un juego totalmente ofensivo que nos daba un segundo ensayo, anotado y transformado por Maica Martí. Un buen trabajo de presión, con las nuestras volcadas arriba, hacía que una nueva escapada de Maica aumentara la cuenta particular, con un más que ilusionante 32-21 y un punto bonus que estaba al alcance. Pese al buen hacer de las nuestras, jugando en 22 contraria en los últimos minutos, el cuarto y merecido ensayo no llegaría, cayendo el equipo con las botas puestas.

Foto: JS Vergara

Pasillo y aplausos para ambos equipos. Nuestro equipo salía del campo con la sensación de verse capaz de todo en esta temporada. Y es que no solo habíamos logrado presentar un equipo de garantías en Alicante, sino que la evolución respecto al año pasado, donde salíamos con un abultado 80-0 en contra, nos hace ver que el trabajo semanal da sus frutos. Con ya 24 licencias y sumando, el cambio en el equipo se nota dentro y fuera del campo, con cada vez más orden y una diferencia significativa respecto al año pasado. Llegar con opciones de bonus y quien sabe si de algo más al final del partido nos llena de optimismo de cara a una primera territorial, donde parece que se avecinan cambios a juzgar por los primeros resultados. En cualquier caso, ya nos preparamos para recibir a Abelles, el primer líder de esta Liga que acaba de arrancar.

Vamos!! Esto no ha hecho más que empezar! Ahora a trabajar, trabajar, trabajar y disfrutar de lo aprendido. Nos vemos este fin de semana. Cave Canem!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *